Skip Global Navigation to Main Content
Skip Breadcrumb Navigation
Cartas desde España

Carta 4

10 de marzo 2010
El embajador Solomont  en ASB (foto: Canónigo Films)

El embajador Solomont en ASB (foto: Canónigo Films)

Queridos familiares y amigos:

Bienvenidos a la entrega nº4. Ha pasado un mes desde la última, disculpadme. Mi intención es enviarlas con más frecuencia. Supe que ya era hora de volver a escribir cuando recibí correos de muchos de vosotros preguntando si os habíais perdido alguna. He de confesar que me gustó.

Bueno, ¿qué hemos estado haciendo desde la entrega nº3? Pues, huelga decirlo, mucho.

Comenzaré con algunas de las experiencias de Alan. Le encanta su trabajo como Embajador de Estados Unidos. Cada día para él está repleto de reuniones y experiencias extraordinarias. Durante estos dos primeros meses ha dedicado su tiempo a conocer a gente de todo tipo aquí en España: altos cargos del gobierno, líderes empresariales y religiosos, estudiantes y ciudadanos de a pie.

Este mes ha hecho su primer viaje a las dos bases militares en España en las que hay presencia estadounidense: Rota y Morón. Me habría gustado ir con él. Sus impresiones han sido extraordinarias, principalmente por la gente que ha conocido. Ha aumentado enormemente su admiración por los integrantes de nuestras fuerzas armadas, que renuncian a muchas cosas para servir a nuestro país. Para él ha sido uno de esos días que no se olvidan.

Alan ha hablado en la Conferencia Aulas Globales, en la que participaban alumnos de secundaria de institutos bilingües de Madrid. Durante dos días los estudiantes celebran un simulacro de sesiones de la ONU, representando a todos los países de la ONU y tratando asuntos mundiales. Las palabras de Alan fueron muy bien recibidas y con cada actividad de Alan vemos lo importante que es ser el Embajador de Estados Unidos. Creedme cuando digo que nos damos cuenta de la importancia del “cargo” y lo ocupamos con respeto.

A lo largo de las últimas semanas Alan ha presidido cenas y almuerzos que le gusta llamar “el Salón del Embajador". Uno de ellos ha sido con periodistas estadounidenses y españoles, otro con ex altos cargos gubernamentales y otro con expertos económicos. Espero convocar algunos por mi cuenta y esperamos celebrar otros conjuntamente.

He tenido la ocasión de vivir mi primera CODEL (delegación de congresistas). Algunos miembros de la Comisión “Helsinki” pertenecientes al Senado y a la Cámara de Representantes hicieron una escala en Madrid y pasé un día con ellos. El grupo de "cónyuges” visitó un colegio bilingüe y cada una se reunió con una clase de 6º de primaria para hablar del gobierno y de su respectivo estado de procedencia. Yo acompañé a Gayle Wicker, esposa del Senador Wicker, republicano de Misisipi. Me encantó escuchar su relato de cómo se crió en el mismo pueblo que Elvis Presley (Tupelo) y tuvo el mismo maestro que él. Explicamos a los alumnos el funcionamiento de nuestra democracia: cómo, a pesar de las diferencias ideológicas reales entre los republicanos y los demócratas, nuestro gobierno fomenta el debate y finalmente la resolución. ¡Soy una optimista! Hablar de Massachusetts fue muy divertido: nuestra historia, nuestros equipos deportivos, los ciudadanos famosos y la belleza de Massachusetts. Además, para los que os gustan los datos, Madrid y Boston tienen aproximadamente la misma población.

Hemos tenido el placer de recibir la visita de Joan y Steve Belkin aquí en España para ser testigos de la extraordinaria vida que tenemos aquí. Aunque puede parecer demasiado tener chóferes, guardaespaldas y toda una plantilla de personal de servicio, han sido testigos del cariño, la amistad y la ayuda que ofrecen. Como dijo Joan: "Veo lo fácil que es acostumbrase a esto". Pues sí, nos hemos acostumbrado, ¡pero sabemos que no es para siempre! Nos acompañaron a muchos actos oficiales y han podido tener una gran perspectiva del maravilloso papel que desempeña la diplomacia en las relaciones exteriores de Estados Unidos.

Viajamos a Barcelona con ellos. Alan tenía muchas actividades programadas y le acompañamos en algunas que trataré más adelante.

Por nuestra cuenta, Joan, Steve y yo visitamos el Museo Picasso, que contiene obras realizadas en su juventud, cuando tenía entre 17 y 25 años más o menos. Es un estilo muy distinto al que estamos acostumbrados a ver. Nuestro guía nos retó a abandonar todas nuestras ideas y conceptos previos sobre Picasso e imaginarle como un joven en conflicto con su padre que busca su propia identidad artística y se empapa e incorpora en su propia obra el trabajo de los grandes maestros, especialmente los del Prado (como Velázquez). “Las Meninas” es un obra de arte sublime de Velázquez y ver la interpretación que Picasso hizo de ella fue extraordinario. Durante nuestra estancia también conocimos al alcalde de Barcelona y al presidente de la región y visitamos sus magníficos edificios oficiales.

También visitamos los lugares de Gaudí: la Sagrada Familia, la Pedrera y el Parque Güell. La Sagrada Familia es un templo que Gaudí comenzó en 1882 y murió sin acabar. De hecho, todavía está inacabado. Aunque los dibujos de Gaudí fueron destruidos por un incendio, se conservan las maquetas que utilizó para diseñarlo y, por tanto, los trabajos siguen, con manos hábiles, para terminarlo en 2030. Visitamos el templo con el arquitecto jefe del proyecto, que ha pasado 26 años trabajando en su construcción. Con 84 años, era la persona más apasionada, motivada y atlética que podéis imaginar. Nos llevó por una zona en construcción (a 170 metros de altura), moviéndonos por andamios, ascensores de obra y con vistas que me daban vértigo. Parte del templo estará terminado en noviembre de 2010 y el Papa ya ha anunciado que vendrá a la inauguración. ¡Vaya presión para terminar! Los otros lugares de Gaudí que vimos eran espectaculares: juguetones, creativos, únicos y simplemente maravillosos.

Para los que estáis pensando en venir, estos lugares son de OBLIGADA visita.

En Barcelona acompañamos a Alan en otras actividades de representación. Le invitaron a hablar a los alumnos del Colegio Americano de Barcelona sobre el servicio comunitario. Este colegio (sólo un 15% de los alumnos son estadounidenses, el resto son españoles y de otras nacionalidades) se ha interesado mucho por el llamamiento del Presidente Obama a prestar servicios a la sociedad. Las actividades en las que participan los alumnos varían entre la colecta de alimentos por parte de los más pequeños y la implicación de los mayores en todo tipo de proyectos, desde Hábitat para la Humanidad o Médicos Sin Fronteras a la creación de nuevos programas. La bienvenida que dieron a nuestra delegación fue inigualable y Alan se dirigió a los 500 alumnos. Cuando terminó, se acercó a darles la mano y los niños se arremolinaron a su alrededor para una foto. Fue conmovedor.

Alan también participó en un simulacro de conferencia de prensa con estudiantes de periodismo en una universidad de Barcelona que actuaron de entrevistadores y, durante hora y media, tuvieron la oportunidad de someter al Embajador de Estados Unidos a todo tipo de preguntas, desde la guerra en Afganistán o la atención sanitaria a nuestros valores familiares o el matrimonio gay, pasando por su equipo de fútbol favorito. Alan contestó a cada pregunta con reflexión y respeto. Las preguntas de los estudiantes fueron atentas e inteligentes y todos quedamos muy impresionados.

Hemos estado disfrutando de grandes experiencias culinarias; para los que seguís la gastronomía, algunos de los restaurantes que más nos han gustado en Madrid son: Sergi Arola Gastro, Viridiana, Santceloni, Dassa Bassa y Rubaiyat.

Como veis estamos muy ocupados y haciendo todo tipo de cosas interesantes. Lo que he mencionado aquí es sólo la punta del iceberg. Esta semana Joan Báez viene a Madrid y estamos esperando que nos pueda visitar; se va a lanzar el Plan USA del Ayuntamiento de Madrid para atraer más turismo y empresas e inversión a la ciudad. Después de dos meses aquí, somos fans.

Y quizá lo más importante es que Stephanie llega esta semana con cuatro amigos de Lafayette y Becca la semana que viene, también con un amigo.

¿Cómo va el resto de la vida? Bueno, todavía tengo un poco de morriña, echo de menos algunas cosas. Por ejemplo, no pude ver los Óscar esta semana por la diferencia horaria.

Mi español progresa, ¡pero no lo suficiente! Alan va muy bien, los dos estudiamos muy activamente y sé que nos sentiremos muy orgullosos de nosotros mismos cuando hayamos aprendido el idioma. Pero es difícil. Los que tenéis hijos pequeños animadles a estudiar otros idiomas desde jóvenes. ES MUCHO MÁS FÁCIL QUE CUANDO ERES MAYOR (o al menos de mediana edad).

Me encanta recibir vuestros mensajes y valoro de verdad todos los comentarios positivos a estas cartas. Vuestras noticias también significan mucho para mí. Probablemente no convierta esto en un blog, me gusta este formato y, una vez más, me gusta recibir vuestras respuestas, facilitan el diálogo, así que seguid enviándolas, yo también lo haré.

Hasta luego, seguimos en contacto.
Abrazos a todos,

Susan